Tarragona se presenta como el puerto natural de Aragón

“Tarragona es el puerto natural de Aragón al igual que los aragoneses tienen en Tarragona su playa”, con estas palabras inició la conferencia el presidente del puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset, sobre “Tarragona, puerto de Aragón. Proyectos de futuro”, que tuvo lugar con el director gerente de Aragón Plataforma Logística, Francisco de la Fuente, en las instalaciones del Parque Empresarial de la Expo en Zaragoza, ante más de 60 representantes de los empresarios aragoneses.

El presidente del puerto de Tarragona hizo especial hincapié en que el puerto está preparado para afrontar con éxito esta década. Así, expuso que la inversión llevada a cabo en las instalaciones portuarias en el 2019 ha permitido realizar los estudios y proyectos para las infraestructuras estratégicas portuarias. “Estamos trabajando para afrontar esta década con dinamismo sostenible. Los proyectos impulsados y destacados en 2019 han sido entre otros, las obras de la Terminal Intermodal de Guadalajara; la licitación para la construcción del muelle de Balears, para cruceros; el desarrollo del muelle de la Química; entre otros como la terminal logística intermodal La Boella y la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), en las instalaciones portuarias. Aunque todos estos proyectos y otros se llevarán a cabo durante 2020 y principios de 2021”.

Desarrollo de la ZAL

Sobre el desarrollo de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), ya en marcha dijo Cruset que: “Es una ampliación en un 20% de la superficie del puerto de Tarragona destinada a actividades logísticas relacionadas con los tráficos portuarios, con unas 100 hectáreas”. De hecho, el l Plan de Empresa del puerto de de Tarragona hasta el  2024 prevé una inversión de 150 millones para el conjunto de las infraestructuras proyectadas, entre ellas destaca la construcción de la citada ZAL. Entre este año y el siguiente se terminarán las obras de urbanización y construcción de las primeras naves, para en el 2022 empezar a mover mercancías propias.

El presidente Josep Maria Cruset presenta los proyectos de futuro del puerto de Tarragona en Aragón Plataforma Logística

Esto se traducirá en un incremento de los tráficos entre 2 y 4 millones de toneladas al año. Pero no solo eso, sino que se prevén unos 3.500 nuevos puestos de trabajo, 3.000 directos y 500 indirectos, aproximadamente. Los casi un millón de metros cuadrados de la ZAL ofrecen una gran oportunidad para el territorio, puesto que existe gran saturación y precios elevados en otros espacios logísticos.

La ZAL está orientada a empresas de actividad logística que aportan gran valor añadido y a empresas de componentes marítimos, como grupaje (compartir envíos, en el mismo contenedor) y embalaje (protección mercancías en sus envíos), por ejemplo.

Apuesta por la intermodalidad

Cruset también explicó la gran apuesta del puerto de Tarragona por la Terminal Intermodal de Guadalajara, en Puerta Centro. Este nuevo espacio logístico del puerto en el centro de la Península en clara apuesta por la intermodalidad del puerto y para optimizar la cadena logística y poder ofrecer a sus clientes un mejor servicio, tanto desde un punto de vista económico como ecológico. “El puerto de Tarragona ofrece calidad y sostenibilidad en todas sus actividades, como es sabido por todos, a lo cual también queremos añadir mayores facilidades para alcanzar el centro de la península a quien importa y la salida de ésta para quien exporta”, comentó Cruset.

El puerto de Tarragona expuso sus ventajas competitivas ante una sesentena de profesionales de empresas aragonesas

El presidente del puerto de Tarragona dejó claro que la terminal intermodal de Guadalajara que se construirá este año permitirá dar servicio a todas las empresas que quieran llevar sus productos y mercancías hasta la “última milla”. En esta zona centro de la Península. Además, explicó que la estrategia del puerto de Tarragona pasa por diversificar los medios de salida de las mercancías a granel y de carga general de las instalaciones y conseguir así ser más eficientes y sostenibles, en el movimiento de sus cargas. Apostando por nuevas operativas que suponen un salto cualitativo y cuantitativo en la cadena logística y ofrece un mejor servicio a los clientes, tanto desde el punto de vista económico como de la sostenibilidad medioambiental. Así, “el tráfico de contenedores y los puertos secos de productos agroalimentarios son las apuestas para consolidar el hinterland del puerto en Aragón”, dijo Cruset.

Así pues, continuó en su exposición, el proyecto citado de la ZAL -juntamente con la terminal intermodal de La Boella, en las instalaciones portuarias, y la Terminal Intermodal Guadalajara- son las líneas estratégicas y las opciones más eficaces para aquellas empresas que quieran optimizar costos y reducir emisiones. La utilización del ferrocarril entre las citadas zonas y terminales permite disminuir la huella y emisiones de CO2, así como otras mejoras notables en la cadena logística.

“El puerto de Tarragona – concluyó Josep Maria Cruset- es la salida natural de Aragón al mar y está en disposición de dar respuesta para mover los tráficos de mercancías que las empresas de esta región puedan necesitar hoy y en el futuro”.

Anterior artículoSuncruise analiza su Plan de Acción
Siguiente artículoATEIA Madrid finaliza un curso de actualización en transporte aéreo de mercancías peligrosas