La Comunidad Valenciana cerró el 2022 con 33.241 parados menos

La Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV) ha realizado una valoración “prudente” de los datos de paro, contratación y afiliación correspondientes al mes de diciembre, pese a que la Región cerró el 2022 con 33.241 parados menos.

La CEV ha destacado que “aunque la Comunitat Valenciana se sitúa como la tercera región en la que más ha bajado el paro en tasa anual, es la séptima en términos absolutos respecto al mes anterior”. Asimismo, ha señalado que los datos de afiliación y contratación muestran un “ligero retroceso, en línea con el contexto de ralentización generalizada de la economía”.

Con 1.052 parados menos que en el mes anterior, la Comunitat es, en términos relativos, la región que registra un menor descenso del paro, el 0,31%, frente a la bajada del 1,52% registrada en media nacional, según los datos manejados por la CEV. En tasa anual el paro continúa desacelerando la bajada acumulada, registrando un 8,95% en la Comunitat Valenciana; 3 décimas por encima de la media nacional.

En el último mes de 2022 se firmaron en la Comunitat un total de 104.916 contratos, “lo que supone un descenso del 23,58% en tasa mensual y 7 p.p. por encima de la media nacional”. Este descenso en el volumen de contrataciones nuevas está provocado, entre otras cuestiones, por la “mayor acumulación” de contratos indefinidos.

El 45,06% de las nuevas contrataciones laborales en la Comunitat ha sido indefinida y el resto 54,94% temporal. La contratación indefinida retrocede en tasa mensual un 34,33%; casi 10 p.p. más que la media nacional. En tasa anual, avanza a mayor ritmo que en media nacional; un 180,54%, frente al 167,09%. La contratación indefinida acumulada en la Comunitat Valenciana sigue avanzando y supera en 4,42 puntos la registrada a nivel nacional. En paralelo, la contratación temporal desciende en mayor medida que en el conjunto de España; 11,74%, frente a la caída del 10,29% en la media nacional. En tasa anual, desciende en cerca de 9 p.p. más que en el conjunto del país.

La afiliación media a la Seguridad Social en la Comunitat registra un ligero retroceso de 3.676 cotizantes en el mes de diciembre, lo que equivale a una disminución del 0,18%. En el conjunto de España el número de afiliados se ha incrementado en 12.640 cotizantes, un 0,06% respecto al mes anterior. El número total de afiliados en la Comunitat Valenciana es un 7,7% superior al registrado antes de la pandemia (febrero de 2020). En este cómputo se incluye a las personas en ERTE, que están de “alta” en los registros de la Seguridad Social. Al cierre del año había en la Comunitat 2.648 trabajadores sujetos a ERTE, “lo que supone un incremento del 3,97% respecto al mes anterior”, señala la CEV.

El paro desciende en las tres provincias

El paro desciende en las tres provincias tanto en tasa mensual como en tasa anual, aunque en términos mensuales el descenso es menos intenso que en el conjunto del país. El descenso mensual del paro en la provincia de Valencia ha sido del 0,51%; en Castellón del 0,14% y en Alicante del 0,11%.

En tasa anual, mientras que Alicante y Valencia reducen el paro con mayor intensidad que la media nacional, la provincia de Castellón acumula un descenso alrededor de 6 p.p. inferior al del conjunto del país.  La contratación desciende en las tres provincias, destacando el retroceso del 32,50% en la provincia de Castellón. Por su parte, en un contexto en el que la afiliación a nivel autonómico desciende ligeramente, la provincia de Valencia anota un ligero incremento del 0,05%, similar a la media nacional.

La CEV alerta de influencia de la desaceleración mundial en el empleo

La CEV señala que en la Comunitat Valenciana el paro desciende en servicios y en el “colectivo sin empleo anterior”, mientras que registra incrementos mensuales en agricultura, industria y construcción. A nivel provincial, a pesar de que Castellón es la única provincia en la que se reduce el paro en construcción, registra incrementos de paro superiores a la media autonómica y nacional en agricultura e industria.

Teniendo en cuenta estos datos, la CEV advierte de “las posibles consecuencias en el empleo de la desaceleración del crecimiento económico mundial, los elevados precios de la energía, la elevada inflación y la falta de ayudas directas del Gobierno para todas aquellas empresas afectadas por los elevados costes del gas, y recomienda prudencia”.

Desde la CEV se considera “un error no incluir en el nuevo RDL 20/2022 las ramas manufactureras de acabado de textiles; fritas y esmaltes, y curtidos, cuyas empresas son gasintensivas en sus procesos de producción y que son extraordinariamente importantes para unas cadenas de valor muy relevantes en la Comunitat Valenciana, tanto en términos de actividad y empleo como en relación al comercio exterior”.

“El mantenimiento del empleo debe ser una prioridad en los próximos meses y eso exige un mayor apoyo para aquellos sectores más afectados por el actual contexto económico”, concluye el comunicado de la CEV.