La tensión en el Mar Rojo incrementa los precios del petróleo

La tensión en el Mar Rojo continúa afectando al transporte marítimo y por extensión a la economía internacional. Según ha señalado la agencia Reuters este martes, el conflicto estaría afectando ahora a los precios del petróleo, cuyos costes se habrían incrementado en un 2%.

En concreto, la agencia sitúa este incremento en 1,58 dólares, lo que situaría el precio del barril en 78,62 dólares. Asimismo, apunta a que el crudo estadounidense -West Texas Intermediate- ha subido un 1,56%, situándose en los 73,12 dólares por barril.

Según la agencia, los precios del petróleo habrían sufrido un incremento “impulsados por una posible interrupción” del suministro en Oriente Medio.

En este sentido, afirma que esta interrupción habría sido provocada por el doble ataque de “fuerzas hutíes respaldadas por Irán” contra el buque portacontenedores Maersk Hangzhou.

La escalada bélica contra los cargueros va en aumento y en este incidente se produjeron los primeros decesos de los rebeldes chiíes hutíes, según su portavoz militar, Yahya Sarea, que cifró en diez los fallecidos tras hundir helicópteros norteamericanos tres embarcaciones que estaban atacando al mercante.

Según datos manejados por la agencia, al menos cuatro buques cisterna que transportan diésel y combustible para aviones -desde Oriente Medio y la India hacia Europa- navegan por las costas africanas para evitar el Mar Rojo.

Maersk y Hapag LLoyd deshojan la margarita

Las grandes navieras continúan decidiendo sus estrategias a tenor de los hechos en el Mar Rojo. Así, Maersk ha decidido que, hasta nueva orden, sus buques no cruzarán el Canal de Suez y bordearán el Cabo de Buena Esperanza para proteger a sus tripulaciones y la carga de sus clientes.

La compañía, que decidió el pasado domingo suspender los envíos a través del Canal de Suez, tendría unos 30 buques portacontenedores “listos para navegar” a través del Mar Rojo, “mientras otros 17 fueron suspendidos”, tal y como informó un portavoz del grupo danés.

Por su parte, Hapag Lloyd ha decidido continuar desviando sus buques hasta el 9 de enero, tal y como informó un portavoz Hapag durante el lunes. Ese día está prevista una reunión de su comité de crisis para decidir si sus buques continúan desviándose por África o bien retornan por el Mar Rojo.