TMGA automatiza su terminal de agroalimentarios del puerto de A Coruña

Terminales Marítimos de Galicia (TMGA) inauguró la automatización de sus instalaciones para tráfico de agroalimentarios del puerto exterior de A Coruña, con la puesta en servicio del nuevo circuito cerrado de transporte. Este proyecto ha supuesto una inversión superior a 8 millones de euros, el cual forma parte de una iniciativa mayor valorada en más de 45 millones de euros, del cual solo resta la construcción de unos nuevos almacenes agroalimentarios de más de 6.000 metros cuadrados, cuyas obras comenzarán este año y que ampliarán la superficie total a 47.000 metros cuadrados, con una capacidad de almacenamiento estimada en más de 250.000 teus de productos agroalimentarios.

La inauguración estuvo presidido por María Jesús Lorenzana, conselleira de Economía, Industria e Innovación de la Xunta de Galicia y en el mismo intervinieron Martín Fernández, presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña; Carlos Calvelo, alcalde de Arteixo, y Patricio Erhardt, consejero delegado de TMGA y Deputy CEO de Erhardt Logistics.

El nuevo equipamiento reforzará la eficiencia en las operaciones de desestiba, transporte horizontal, a través de un circuito cerrado de cintas, almacenamiento cubierto, recepción y reexpedición de graneles sólidos agroalimentarios. La terminal incorpora equipos y sistemas innovadores que automatizan los procesos y priorizan el respeto al medio ambiente, como tolvas y sistema de transporte ecológicos, que contribuyen a la reducción de emisiones de CO2. Además, parte de la instalación, se ha construido utilizando materiales reciclados.

Como informamos el pasado verano, con esta ampliación, la compañía gestionará más de 50.000 metros, ya que el nuevo almacén, y el vial anexo que habilitará la propia empresa, suman otros 7.900 metros cuadrados de superficie.

Con estas obras, la inversión acumulada de TMGA en sus instalaciones y medios mecánicos en el puerto exterior se elevará a 35 millones de euros.

Una parte de esta inversión se ha dedicado al sistema automático de descarga de graneles sólidos, que entrará en servicio en las próximas semanas después de varios meses de obras.  

El mecanismo consta de una serie de cintas y torres de transferencia. De esta la mercancía será transportada desde los buques hasta los almacenes en un circuito cerrado.

Fuentes de la empresa destacan que se mejorarán así las condiciones medioambientales de las operaciones y se obtendrán mayores rendimientos en las descargas, aumentando la eficiencia y la competitividad de todo el proceso. Las cintas están diseñadas para el movimiento de todo tipo de graneles. 

El 12 de febrero del 2015, TMGA realizó la descarga del primer buque de cereal, con una capacidad de 20.000 toneladas, en la primera nave construida por un operador privado en Punta Langosteira, de 5.000 metros cuadrados.

Nueve años después, la semana pasada, se llevó a cabo la primera operación a través del nuevo circuito cerrado de cintas transportadoras.