El puerto de Santander, apenas afectado por la tractorada

La tractorada llevada a cabo por más de dos centenares de vehículos de agricultores y ganaderos cántabros ha paralizado el tráfico en el centro de la capital cántabra, pero no ha influido en el acto de inicio de las obras de reforma del Palacete del Embarcadero del puerto de Santander.

Si el martes pasado una columna de tractores realizó una marcha lenta, como en otros puertos españoles, en torno al puerto de Santander, ralentizando las operaciones de carga y descarga en el mismo, el viernes la situación se ha vuelto a repetir, esta vez en el centro de la ciudad, atendiendo a las llamadas que desde hace dos semanas se realizan desde los sindicatos del campo.

Antes de la llegada de las tres columnas de tractoristas, el presidente del puerto de Santander, César Díaz; la delegada del gobierno en Cantabria, Eugenia Gómez de Diego; y la alcaldesa de Santander, Gema Igual, han visitado el inicio de los trabajos de rehabilitación del Palacete del Embarcadero, una actuación que tiene como objetivo lograr una mayor funcionalidad del edificio, eliminar humedades, reparar elementos deteriorados y mejorar la accesibilidad.

Tal y como informó El Canal, la reforma del emblemático edificio cuenta con un presupuesto de 1.364.639 euros y un plazo de ejecución de cinco meses. Las principales actuaciones comprenden la eliminación de humedades, la reparación de elementos deteriorados, la sustitución de materiales en mal estado y la mejora de las instalaciones, protección y accesibilidad del edificio. Las obras han sido adjudicadas a una Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por las firmas Cycasa y Cuevas Gestión de Obras.