Tráfico amplía la MMA para facilitar la electrificación de la flota de furgonetas

La Masa Máxima Autorizada (MMA) para el carnet B se aplicará solo en el transporte de mercancías. La medida amplía desde los 3.500 kilos actuales hasta 4.200 la MMA, para compensar el peso extra que las baterías de las furgonetas eléctricas incorporan al vehículo

La Escuela de Repartidores de UNO Logística ha recibido hoy la visita del director general de Tráfico, Pere Navarro, que ha comprobado cómo una nueva generación de repartidores premium, cuyo servicio marcará un hito en el ecommerce español, culminaban su formación con prácticas de conducción. Durante su visita, Pere Navarro ha anunciado la ampliación de la Masa Máxima Autorizada (MMA) del carnet del tipo B para furgonetas eléctricas, pasando gracias a este cambio de los 3.500 kilos permitidos en la actualidad hasta 4.200 kilos, para poder compensar así el peso extra de las baterías de las furgonetas eléctricas.

Esta medida, que desde hace meses venía reclamando UNO Logística, favorecerá la electrificación de la flota de furgonetas en España, ya que hasta ahora el aumento de la masa máxima debido al incremento del peso de la batería eléctrica penalizaba a los conductores de estos vehículos con carnet del tipo B, ya que excedían de la MMA permitida para su permiso de conducir. “Es una medida muy positiva para las empresas de transporte y logística, ya que supone eliminar trabas a la apuesta por los vehículos más ecológicos, en este caso los eléctricos”, indicó Francisco Aranda, presidente de UNO, la Organización Empresarial de Logística y Transporte.

Según ha anunciado la DGT, con esta medida se apuesta por potenciar la electrificación de la flota de furgonetas en España y estará recogido en el Reglamento General de Conductores. Para poder acogerse a esta medida, los conductores tendrán que contar con dos años de experiencia con el carnet de tipo B.

El director general de Tráfico visitó el simulador de PONS Seguridad Vial que los alumnos utilizan en la Escuela de Repartidores para probar distintos escenarios, cargas en la furgoneta y climatología. Para Ana Gómez Arche, CEO de PONS Seguridad Vial, el proyecto de Escuela de Repartidores “es más necesario que nunca”. La consultora en movilidad recordó que, en un contexto de explosión del comercio electrónico y demanda de profesionales en el sector, la expedición de permisos de conducir vinculados al transporte profesional superó los 110.000 permisos solo el año pasado y eso además supuso un crecimiento del 40% frente al 2017. Por ese motivo, “hoy en día la formación continua de esos conductores es uno de los elementos clave para lograr mejorar la seguridad vial en el entorno laboral”, señaló la responsable de PONS Seguridad Vial.

Anterior artículoCEL anuncia los finalistas a la mejor start-up logística del año
Siguiente artículoLa Jornada de la Gente de Mar abordará los efectos de la pandemia