El tráfico en el puerto de Baiona aumentó un 12,2% en el 2023

El puerto de Baiona ha cerrado un año de fuerte crecimiento en el tráfico de mercancías, un 12,2%, superando las incertidumbres en el comercio mundial y la carestía en los precios de la energía, y prevé continuar la senda del crecimiento a lo largo de este año 2024.

El incremento de la mercancía trasegada a través del puerto de Baiona llega como consecuencia del esfuerzo inversor de la Cámara de Comercio e Industria de Baiona País Vasco (CCIBPB), entidad que gestiona el puerto, y que ha protagonizado inversiones de casi 5 millones de euros en equipamientos, como una grúa de muy alta capacidad.

La firma LDL ha casi duplicado su tráfico a través del puerto de Baiona

El acumulado de las mercancías en el 2023 ha ascendido a un total de 2,3 millones de toneladas, un aumento de 250.000 toneladas respecto al 2022, impulsado fundamentalmente por la normalización en el tráfico de fertilizantes, de un lado, y de otro, por el importante crecimiento de la actividad de la firma siderúrgica Laminoir des Landes (LDL).

La compañía importa planchas de acero de más de 30 toneladas de peso para la fabricación de chapas gruesas cuyo fin es la construcción de estructuras de ingeniería, barcos o torres para turbinas eólicas.

La inversión del Grupo Añón, combinada con la nueva grúa portuaria de alta capacidad, equipada con accesorios especiales para los productos pesados, ha elevado el rendimiento de LDL de 144.000 toneladas en el 2022 a 268.000 toneladas en el 2023.

Trabajos de ampliación en el muelle Gommes
Trabajos de ampliación en el muelle Gommes

Por otro lado, el impacto de la guerra en Ucrania sobre la volatilidad de los precios de los fertilizantes parece haberse mitigado y, de esta forma, el tráfico de fertilizantes a través del puerto de Baiona ha vuelto a un nivel equivalente al de años anteriores, incrementándose en un 36%, con un total de 423.000 toneladas, 111.000 toneladas más que un año antes. No obstante, la inestabilidad de la situación geopolítica no permite predecir la evolución futura de este tráfico.

Como novedad, el puerto de Baiona suma un nuevo tráfico de importación de pellets o astillas de madera con destino a calderas industriales. En un ejercicio se ha incrementado desde las 27.000 toneladas a 87.000 toneladas en un año.

Incremento en los muelles públicos

El año 2023 ha marcado un nuevo récord en la utilización de los muelles públicos en el puerto de Baiona, logrando superar las 900.000 toneladas manipuladas, lo que supone casi el 40% del tráfico total. Cabe recordar que en el 2008 el tráfico a través de los muelles públicos representaba el 15% del tráfico total, con 538.000 toneladas.

La cifra de negocio se ha incrementado en un 24,3%

A partir de la concesión de la gestión a la CCIBPB, en el 2009, se han ido desarrollado continuamente la actividad en los muelles públicos, poniendo en valor las grúas, hangares y superficies. Gracias a la ambiciosa estrategia de inversión pública y privada en el puerto de Baiona, se ha producido un aumento significativo de la facturación del 24,3% hasta a casi 9,3M€ en el 2023.

Nuevas inversiones

A lo largo de los años, la Región Nueva Aquitania y la Cámara de Comercio e Industria han llevado a cabo, conjuntamente, una política de inversiones dirigida a modernizar las herramientas e infraestructuras puestas a disposición de los usuarios portuarios.

En este momento, se está llevando a cabo un programa de inversión pública de 30 millones de euros para apoyar el desarrollo del negocio. Es el caso de la terminal de Anglet Blancpignon en la que se han demolido almacenes antiguos y sin utilidad para dar paso a la construcción de nuevas celdas de almacenamiento optimizadas que se entregarán en febrero del 2024.

Además, se trabaja en la ampliación de una hectárea de espacio logístico en el muelle Gommes y en la construcción de nuevas vías férreas. Estos trabajos, que aún están en curso, van a continuar a lo largo del 2024 para permitir, a partir de principios del 2025, la recepción de los buques más grandes y el desarrollo del cambio modal terrestre al tren.

Avance en la transición energética y medioambiental

El puerto de Baiona encara la descarbonización de sus actividades y apuesta por una transición energética hacia un consumo medioambientalmente sostenible. Este es el caso de la incorporación de nuevas grúas portuarias eléctricas y de la adquisición de vehículos eléctricos con el fin de reducir el impacto ecológico de las actividades portuarias industriales.

En este sentido, cabe resaltar que la transición ecológica va a convertirse en un valor claramente significativo en la estrategia de la futura concesión del puerto de Baiona, que se implementará a partir del 2025.

El puerto de Baiona se ha dotado de nuevas grúas eléctricas
El puerto de Baiona se ha dotado de nuevas grúas eléctricas

Pero, en Francia, el precio de la electricidad se ha triplicado como consecuencia de la guerra en Ucrania y esto ha supuesto un sobrecoste de 400.000€ en la factura energética del puerto de Baiona. Además, también ha supuesto la pérdida del primer cliente del puerto durante unos meses. La planta siderúrgica (eléctrica) de Celsa, ha cesado su actividad durante tres meses por este motivo y es una pérdida sensible, puesto que la previsión anual es de unas 650.000 toneladas.

A pesar de esta complicada situación, desde el puerto de Baiona se trabaja para encontrar una manera de apoyar la descarbonización de sus actividades, en particular a través de la transición energética ya en marcha, buscando soluciones para la producción de energía verde.

Implantación de empresas medioambientales

En este sentido, y con el objetivo de acelerar la transición ecológica portuaria, el puerto de Baiona ha lanzado una Manifestación de Interés (AMI) una licitación para la explotación de un recurso público, para la ocupación de terrenos portuarios y su dedicación a nuevas actividades relacionadas con la economía descarbonizada.

El tráfico de fertilizantes ha recuperado la normalidad
El tráfico de fertilizantes ha recuperado la normalidad

El régimen elegido para la puesta a disposición de terrenos es el de Autorización Temporal de Ocupación (AOT) del dominio público portuario en cuatro zonas: la Terminal Tarnos / Zona de Salina; la terminal de Saint Bernard; la terminal de Blancpignon, y el parque empresarial “Baïa Park”.

Además, se cuenta con la incorporación de Gracianne Bec como responsable de descarbonización, ecología industrial y territorial en un puesto de reciente creación, financiado durante los dos primeros años por la Agencia francesa de Transición Ecológica (Ademe) y por la Región de Nueva Aquitania.

Con el fin de poder medir la eficacia de las acciones puestas en marcha, el puerto de Baiona también ha sido candidato y ganador del AMI de la Dirección General de Medio Ambiente (DREAL) de Nueva Aquitania agencia que se encarga de la realización del Balance de Emisiones de Gas de Efecto Invernadero del puerto de Baiona y que finalizará en el 2024.

Producto20222023%
Maíz397.596405.358+1,97
Crudo de petróleo31.18630.536-2,07
Hidrocarburos141.739171.758+21,18
Bituminosos130.412129.090-3,31
Chatarra203.408227.322+11,76
Palanquilla350.421284.765-18,74
Alambrón45.98855.726+21,18
Planchas127.926211.799+65,56
Chapa15.80055.931+254,0
Azufre132.25485.655-35,23
Químicos45.05840.762-9,53
Fertilizantes311.373422.909+35,82
Madera36.20597.479+269,2
Agroalimentario28.19320.682-26,64
Graneles sólidos51.01661.23461.234
Total2.051.8912.301.497+12,2