Los desvíos por el Cabo de Buena Esperanza favorecen el bunkering de Algeciras

El recinto andaluz movió el primer mes del año 9 millones de toneladas de mercancías, un 3,3% más, despuntando en graneles y suministro de combustible

El puerto de Algeciras movió en enero 9 millones de toneladas de mercancías, un 3,3% más que en el mismo mes del año pasado. El crecimiento lo han impulsado los graneles líquidos, que cerraron enero con 2,8 millones de toneladas (+17,2%), y los graneles sólidos, que subieron un 35,5% y cerraron el primer mes del año con 42.903 toneladas. 

El suministro de combustible a buques también creció por encima del 20% en general, y el 37% en las operaciones de fondeo, en este caso, “como consecuencia de las nuevas rutas por las que están optando las navieras para evitar transitar por el Mar Rojo”, tal y como aseguran desde el puerto de Algeciras. Así, de los más de 600 buques que se suministraron en Algeciras, casi la mitad lo hizo en fondeo. 

El tráfico de contenedores, por su parte, se mantuvo en niveles similares a los del primer mes del año pasado, con 372.023 teus movidos en las terminales, un 1,5% menos que en el 2022. 

Y por lo que respecta a los tráficos del Estrecho, enero fue un mes “positivo” para todos ellos, con el embarque de casi 361.000 pasajeros (+14,4%) y 81.000 vehículos en régimen de pasaje (+21,4%) en las líneas Algeciras-Ceuta, Algeciras-Tanger Med y Tarifa-Tanger Ciudad. En el caso del tráfico ro-ro, el crecimiento fue del 8,6%.