El puerto de Castellón pierde el 24% de sus tráficos por la debilidad de sus mercados

Los tráficos del puerto de Castellón cayeron un 24,8 % al cierre del 2023 respecto a los datos del ejercicio del 2022, al pasar de 20.907.494 toneladas movilizadas a las 15.710.712, según ha informado este jueves la Autoridad Portuaria de Castellón (APC).

Este descenso “es fruto principalmente de la contracción del comercio internacional en el 2023”, apunta la institución portuaria. En este sentido, la APC apunta a que el año concluido ha estado marcado “por los efectos” de la escalada de precios de la energía y tipos de interés, la invasión de Rusia sobre Ucrania, el conflicto en Israel y los aranceles impuestos por Argelia.

En palabras del presidente de la APC, Rubén Ibáñez, el 2023 ha sido “un año complicado para nosotros porque se ha dado la tormenta perfecta por la situación de esos países, puntos estratégicos de nuestros mercados”. A estas circunstancias, habría que añadir la parada técnica de la refinería BP ubicada en el puerto de Castellón, “que ha lastrado el tráfico global de granel líquido”, ha añadido Ibáñez.

Repunte de los tráficos de granel sólido en diciembre

Ibáñez ha señalado que el mes de diciembre “ya apunta a una recuperación del tráfico de granel sólido”. En concreto, se cierra con un incremento del 23,5% respecto de diciembre del año anterior, “al igual que el último trimestre se ha producido un incremento progresivo de los graneles sólidos y líquidos mes a mes”. 

En esta línea, ha apuntado que son unas cifras que “nos hacen confiar” en un cambio de tendencia, “especialmente” a partir del segundo trimestre del presente 2024. “Para nosotros es esencial incrementar los tráficos del puerto de Castellón y buscar carga, fortaleciendo la especialización del puerto, pero sin renunciar a crecer en mercados emergentes e incorporar nuevas mercancías”, ha añadido el máximo responsable del puerto de Castellón.

Por último, el presidente de la APC ha adelantado las líneas de trabajo para recuperar tráfico de mercancías y atraer nuevas líneas. “Nuestro planteamiento es fomentar la diversificación y atraer nuevos mercados, entre ellos la llegada de cereales, aprovechando que los puertos cercanos como Sagunto y Valencia no tienen capacidad en la actualidad, y eso nos da una ventaja competitiva”.