El puerto de Barcelona negocia para abrir el tráfico reefer con Marruecos

El puerto de Barcelona participa en Fruit Logistica combinando su stand propio con el espacio conjunto de Puertos del Estado, exponiendo sus servicios, infraestructuras y conexiones con el tráfico reefer

El puerto de Barcelona participa, como en anteriores ediciones, en la feria Fruit Logistica. Una representación que, en palabras de Carles Mayol, head of Container Division de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB), tiene plena convicción: “Nuestra propuesta de valor que explicamos a productores y consumidores de un mercado muy potente y equilibrado, nos convierte en el principal hub del Mediterráneo para la distribución de frutas y hortalizas”.

Unas afirmaciones que Mayol basa tanto en las infraestructuras como en las conexiones. Estas últimas podrían incrementarse ya que “en las últimas semanas se han intensificado contactos comerciales con Marruecos para establecer tráficos con destino al puerto de Barcelona, consolidándola como infraestructura clave en la red de corta distancia en el Mediterráneo”, explica Carles Mayol.

Ampliando la información sobre las rutas de short sea shipping que dispone el puerto de Barcelona, Javier Méndez, SSS & Bulk Manager de la infraestructura catalana, detalla que la línea Este – Oeste con Italia, principalmente “es una línea muy intensa, muy preparada para transportar mercancía a temperatura controlada y con un tráfico fluido, fiable y eficiente gracias a los servicios aduaneros y paraduaneros”.

En cambio, el eje Norte y Sur, conectando con el Norte de África, es una oportunidad muy importante, “ya que desde Marruecos aumentaran exponencialmente este tipo de tráficos hacia Europa y el puerto de Barcelona, gracias a nuestras excelentes conexiones ferroviarias y proximidad, podremos canalizar estos tráficos hacia Mercabarna, Mercazaragoza o Saint Charles (Francia)”.

La apuesta por el ferrocarril, con la primera conexión directa con Francia ya en funcionamiento, multiplica el potencial del puerto de Barcelona como hub hortofrutícola para el mercado europeo

Respecto a las conexiones ferroviarias, Carlos Mayol explica que el puerto de Barcelona “ha hecho una apuesta decidida por este tipo de transporte”, donde además de estar conectados con Zaragoza y las ciudades del Sur de Francia, Toulouse y Lyon, “nuestra experiencia y conocimiento nos permitirían replicarlo con otros destinos si fuera necesario, ya que suponen un importante ahorro de emisiones, además de un creciente abanico de servicios en este tipo de transporte para la operativa de contenedores refrigerados”. 

Infraestructuras óptimas

Las infraestructuras que dispone el puerto de Barcelona “permiten atender de forma óptima a los nuevos buques en un tráfico tan especializado como es el reefer”, explica Carles Mayol, “tanto en los tráficos de temperatura en camión con conexión a todo el Mediterráneo, como en contenedor, con cerca de 4.000 conexiones reefers permanentes, gracias a la nueva ampliación que ha publicado recientemente Hutchison Ports Best”.

Esta terminal de contenedores, junto a APM Terminals Barcelona, así como la terminal multipropósito de Bergé, suman actualmente 3.600 conexiones reefers, que se ampliarán mínimo a 4.600 durante este año, además se suma a las mejoras operativas que ha incorporado el Punto de Inspección Fronterizo (PIF) para agilizar al máximo el paso de productos frescos.

“En definitiva” añade Carlos Mayol, “tenemos a poco menos de 48 horas un mercado de 400 millones de personas, disponemos de las mejoras infraestructuras, conexiones con mercados muy potentes como Mercabarna, Mercazaragoza, Mercamadrid o Saint Charles, y una gran conectividad vía marítima que nos convierte en ideal en este tipo de tráfico, siempre apostando por la sostenibilidad y la descarbonización”.