Cerca del 60% de los trabajadores del puerto de Valencia residen en la ciudad

Alrededor del 58% de los empleados y empleadas que trabajan en el recinto portuario valenciano residen en la ciudad de Valencia. Esta es una de las conclusiones de un estudio previo que servirá para la elaboración del Plan de Transporte Sostenible al Trabajo de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV).

Este plan -que será previsiblemente aprobado el próximo mes de abril- es un documento en el que está interviniendo la comisión de movilidad sostenible del puerto comercial de Valencia. Esta organización está integrada por representantes de las terminales del puerto de Valencia, por los colectivos más representativos del puerto en cuanto a tamaño de plantillas, por representantes sindicales y por la propia APV.

En la imagen, la comision de movilidad sostenible del puerto comercial de Valencia durante una de sus reuniones
En la imagen, la comisión de movilidad sostenible del puerto comercial de Valencia durante una de sus reuniones

En este sentido, la comisión ya ha consensuado la estrategia y líneas de actuación para promover la movilidad sostenible de los empleados a su centro de trabajo -ubicado en el recinto portuario-. Con ello, el objetivo de la APV “es racionalizar los desplazamientos, fomentando el empleo de medios de transporte sostenible y garantizar la accesibilidad y movilidad sostenible y segura, tanto aquella con origen y destino en el puerto comercial de Valencia como aquella correspondiente a los desplazamientos internos”.

En concreto, estas líneas estratégicas aprobadas son: potenciar el uso del transporte colectivo, fomentar la movilidad ciclo-peatonal y la movilidad eléctrica, mejorar la gestión del tráfico viario y optimizar la gestión de la movilidad en el recinto portuario. 

“El objetivo final es contribuir a que el puerto de Valencia sea un espacio libre de emisiones y accesible para todas las formas de transporte: peatonal, ciclista, transporte público, vehículos de movilidad personal y vehículos eléctricos”, destaca la APV.

A corto plazo, con el desarrollo de este plan, la APV busca reducir un 15% los desplazamientos en vehículos privados 

Uno de los primeros pasos para desarrollar el plan será convocar reuniones con el Ayuntamiento e instituciones públicas “con el objetivo de impulsar e implementar, entre otras, medidas que aborden la mejora del transporte público hasta el acceso al puerto comercial”.  

En esta línea, a corto plazo, con el desarrollo de este plan, el puerto de Valencia “busca reducir un 15% los desplazamientos en vehículos privados y sus emisiones equivalentes de CO2”, apunta la APV.

El estudio radiografía la movilidad de trabajadores de oficina, estibadores y transportistas

En cuanto al referido estudio, el trabajo evalúa las condiciones de transporte y accesos que incluye a trabajadores de oficina, estibadores y transportistas. Los resultados de esta evaluación indican la necesidad “de adaptar el recinto para facilitar y asegurar el acceso mediante bicicletas, vehículos de movilidad personal (como patinetes eléctricos) e incluso a pie”. 

“Un incremento en la frecuencia del transporte público hacia el puerto sería beneficioso para este grupo, que está dispuesto a dejar sus vehículos en casa si hay más opciones de autobuses disponibles o si se implementan accesos seguros para bicicletas o patinetes”, añade la APV.

“Considerando la naturaleza del puerto como recinto fiscal, se debe asegurar la coexistencia e interacción en este espacio de los distintos modos de movilidad presentes – tráfico pesado, automóviles, bicicletas, VMP, y desplazamientos a pie – con la garantía de la máxima protección y seguridad de manera que tengamos un puerto seguro desde el punto de vista de la seguridad vial”, concluye la APV.