Los túneles de Belate y Almandoz recuperan el tráfico nocturno

Los túneles de Belate y Almandoz reabren al tráfico en horario nocturno tras finalizar la colocación de los 40 nuevos ventiladores, que ya funcionan a pleno rendimiento. Se da así por finalizada de este modo la renovación del sistema de ventilación en ambos túneles, que ha conllevado una inversión de 1,2 millones de euros.

El túnel de Belate (24 ventilladores), el túnel de Almandoz (18)

Desde finales del pasado mes de noviembre, la empresa adjudicataria de los trabajos ha llevado a cabo la sustitución de un total de 22 ventiladores en el túnel de Belate y otros 18 en el de Almandoz después de 24 años en servicio.

Los nuevos sistemas son todos iguales: se trata de ventiladores que tienen un peso de 1.675 kilos por cada dispositivo. En cuanto a su dimensión, tienen 1,4 metros de diámetro y 3,6 metros de longitud.

Son aparatos axiales de chorro, 100% reversibles, con resistencia a la temperatura de 400ºC durante 2 horas. Su implantación se ha realizado por parejas. Los ventiladores incluyen sondas de temperatura en devanados, cojinetes y sensores de vibración.

Cabe recordar que las obras de sustitución de los ventiladores se han realizado en horario nocturno para minimizar las afecciones al tráfico. Han conllevado durante varias semanas el desvío de la circulación eh horario nocturno, una afección al tráfico que ya ha finalizado con la apertura de ambos túneles a la circulación tras concluir los trabajos.

Belate-Almandoz
Los nuevos ventiladores tiene un peso unitario de 1.675 kilos

El sistema de ventilación longitudinal de los túneles de Belate y Almandoz tiene un doble objetivo. Por un lado, mantener en condiciones óptimas los niveles de contaminación ambiental en el interior de las galerías durante el funcionamiento normal de las mismas. Por otro, permitir, en caso de incendio, que el sistema de ventilación gestione los humos producidos en el interior de los túneles.

De hecho, la concentración de humo es uno de los factores de peligro en el caso de que se produzca un incendio en el interior de las galerías. 

Los trabajos incluidos en el objeto del contrato conllevaron, en primer lugar, el desmontaje del sistema de ventilación existente en los actuales túneles de Belate y Almandoz. Los ventiladores retirados se depositaron en las instalaciones de un gestor autorizado de residuos.

A continuación, se procedió a la instalación del nuevo sistema de ventilación. Finalmente, se efectuaron pruebas de funcionamiento del nuevo sistema: comprobaciones generales; posicionamiento de los ventiladores en el túnel; parámetros eléctricos y de vibraciones; medida de la velocidad del aire en el túnel etc.

Además, se realizará una medida del nivel de ruido de fondo en tres fases: con todos los ventiladores parados, con la primera pareja de ventiladores funcionando, y con todos los ventiladores funcionando.