UNCTAD posiciona Valencia como el puerto español mejor conectado

El puerto de Valencia, entre los 20 recintos portuarios del mundo con mejores conexiones, según el índice que elabora la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD)

El puerto de Valencia se afianza como el puerto español con mejor conectividad en el primer trimestre del año según el Port liner shipping connectivity index (LSCI) que elabora la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD). De esta forma, el Puerto de València vuelve a ser el cuarto puerto europeo en este ránking y el vigésimo a nivel mundial. Este índice evalúa la conexión de más de 900 puertos de contenedores de todo el mundo y pone en valor la eficiencia de las instalaciones portuarias para facilitar a las empresas el acceso a los mercados de una manera más competitiva, segura y en el menor tiempo posible, y resalta la importancia de los puertos y el tráfico marítimo como vectores de riqueza y desarrollo.

El puerto de Valencia mantiene conexiones con casi 1.000 puertos de 168 países diferentes, ejerciendo como industria tractora de las empresas exportadoras españolas

El índice que elabora UNCTAD es un indicador de competitividad que facilita las relaciones comerciales de los diferentes agentes que operan. En este sentido, el puerto valenciano mantiene relaciones comerciales con casi 1.000 puertos de 168 países diferentes. El puerto valenciano opera con 98 líneas regulares gestionadas por 35 compañías navieras diferentes. Una operatividad que pone en valor a la infraestructura valenciana como industria tractora al servicio de la comunidad logística y el tejido empresarial import/export de España.

Valencia en el Top 20

En el ámbito europeo, el Puerto de Valencia consolida la cuarta posición que alcanzó en el segundo trimestre de 2020 al superar a los puertos de Bremen, Le Havre o El Pireo. En las tres primeras posiciones de la parrilla europea están colocados Rotterdam, Amberes y Hamburgo. Tras la cuarta posición del Puerto de València se sitúan Le Havre quinto, Bremerhaven sexto, Barcelona séptimo, London Gateway octavo, El Pireo noveno y Algeciras décimo.

El ranking mundial está liderado por los principales puertos asiáticos, con Shangai a la cabeza de la clasificación mundial seguido por los puertos de Singapur, Ningbo, Pusan y Hong Kong. En séptima y novena posición se encuentran los primeros puertos europeos, Rotterdam y Amberes, respectivamente, mientras que Hamburgo como tercer puerto europeo ocupa el lugar 14. Respecto a los puertos españoles, tras València que se posiciona en el top 20, se encuentran Barcelona (25) y Algeciras (30).

El Liner Shiping Connectivity Index utiliza diferentes variables para calcular la conectividad de los puertos como:

  • El número de navieras que operan tráficos de contenedor en los puertos
  • El número de servicios regulares ofertados en dichos puertos
  • El número de buques que emplean en los servicios desde y hacia los puertos de cada país
  • El promedio de la capacidad en TEUS ofertada por los buques operando en dichos puertos
  • El tamaño máximo de los buques que operan en los puertos
  • El número de otros puertos que están conectados con el puerto mediante servicios de transporte marítimo de línea directa
  • 2.500 millones de Valor Añadido Bruto y 40.000 puestos de trabajo


El puerto de Valencia, según el último informe de impacto económico que elaboró la Universidad Politècnica de València, genera un Valor Añadido Bruto de 2.500 millones de euros, casi el 2,5% del total de la Comunidad Valenciana y permite la creación de 40.000 puestos de trabajo. En este sentido, hay que destacar la actividad y profesionalidad de la comunidad portuaria durante la COVID-19 que se plasmó en que la Autoridad Portuaria de Valencia gestionó durante 2020 un total de 5.428.307 contenedores y 80.882.224 toneladas de mercancías; lo que supone en la práctica, igualar los tráficos del ejercicio precedente -récord histórico- y superar con nota el bache que provocó la pandemia durante el primer semestre del año.

Anterior artículoLa náutica aporta músculo para convertir a Barcelona en sede europea de la economía azul
Siguiente artículoEl puerto de Cádiz apuesta por el transporte de corta distancia