El puerto de Valencia presenta al Banco Mundial su modelo de integración puerto-ciudad

El puerto de Valencia se ha posicionado como referente en las relaciones entre el puerto y la ciudad, favoreciendo la armonización del entorno portuario para hacerlo más próximo a la ciudad con hitos como la cesión a la ciudad del Balcón al Mar en el 2013 o más recientemente el Plan Especial de la Zona Sur 1 para la zona de Nazaret.

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) ha sido invitada por el Banco Mundial para presentar sus buenas prácticas en la relación puerto-ciudad, digitalización y descarbonización como referencia internacional en el marco del programa Green Transport in Turquiye que se ha celebrado en la ciudad de Izmir (Turquía).

El jefe de Planificación Estratégica e Innovación de la APV, Juan Manuel Díez Orejas, ha explicado en este foro que “nuestro modelo de gestión está orientado al diálogo y la búsqueda de iniciativas que desarrollen la complementariedad del puerto y la Ciudad”.

En este sentido, hay que destacar la creación en el 2015, a propuesta del presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, de los comités asesores de los puertos de Valencia, Sagunto y Gandía.

Unos organismos presididos por los alcaldes de cada una de estas ciudades e integrados en la Comisión Delegada del Consejo para el Impulso de la Integración Territorial con el objetivo de favorecer, eficazmente, la resolución de las cuestiones que cada ciudad y consensuar actuaciones de integración ciudad-puerto. Además, en el caso de Valencia, hay que resaltar los acuerdos entre el Ayuntamiento y el puerto de Valencia en 1986, en 1997, en 2013 y en 2018.

Fruto de esta colaboración se encuentra el acuerdo del 2019 sobre el Plan Especial de la Zona Sur 1 que dotará a la zona de Nazaret de la ciudad de nuevos espacios verdes, terciarios y deportivos, con la ubicación de la ciudad deportiva del Levante UD, una actuación que dinamizará la economía de la zona y la regeneración urbana y social del barrio.

Este plan es de gran trascendencia para la relación de la ciudad de Valencia con su puerto, dado que contempla la dedicación para uso ciudadano de un área de 230.000 metros cuadrados de terrenos portuarios equivalente a más de 40 campos de fútbol.

Durante su presentación en el foro celebrado en Izmir, Díez Orejas también ha destacado el convenio entre la APV y el Ayuntamiento de Valencia en el 2013, donde el puerto de Valencia cedió para uso de la ciudadanía 1.200.000 metros cuadrados en la zona Norte del recinto portuaria, 600.000 de ellos para la America’s Cup y otros 600.000 para el Balcón al mar.

En el caso de Sagunto está contemplado la apertura a la ciudadanía de una parte del recinto portuario, en la zona norte del puerto, de la que ya se ha ejecutado las obras del proyecto “Nuevo paseo marítimo en la zona norte del Puerto de Sagunto” a la firma Comsa por un importe de adjudicación ha ascendido a 5.523.650.

En relación con Gandía se está avanzando en la actuación en dos zonas, una de ellas entre los tinglados de fruteros del 5 al 17, y el espacio situado entre su fachada sur y el límite del ámbito portuario comercial, y entre la fachada norte y el cantil. La otra área incluye el edificio y la plaza de la Lonja, y la plataforma que queda al sur de la iglesia de Sant Nicolau.

Otras actuaciones basadas en la innovación y la sostenibilidad

El jefe de Planificación Estratégica e Innovación ha indicado que el puerto de Valencia “es un activo para el desarrollo de la ciudad en dos aspectos claves de presente y futuro: la transición energética y la descarbonización, y el fomento de la innovación y la digitalización para crear empleos de alto valor añadido y atraer el talento”.

En materia de sostenibilidad ambiental, el responsable del puerto de Valencia ha explicado en este foro promovido por el Banco Mundial las acciones que está llevando a cabo el puerto en su objetivo cero emisiones en el 2030.

Entre ellas, ha apuntado iniciativas como el uso del hidrógeno en las operaciones portuarias que sitúa al puerto de Valencia como pionero en Europa en el uso de esta energía limpia, los proyectos de instalaciones de plantas fotovoltaicas en los recintos de València o Gandía, o el fomento de las conexiones ferroviarias para sacar contenedores de la carretera.

Respecto a la transformación tecnológica, hay que destacar iniciativas como Opentop, el centro de innovación abierta para el sector logístico portuario que va a servir de palanca para atraer talento y desarrollar ideas y soluciones innovadoras para el sector; o el Fondo Ports 4.0., coordinado por Puertos del Estado junto al resto de Autoridades Portuarias, que es el mayor fondo de apoyo a la innovación abierta de Europa.

Díez Orejas también ha explicado que el puerto de Valencia está trabajando en otras actuaciones que favorecen la relación ciudad-puerto, en ámbitos como la digitalización y la interacción a través de las herramientas de Smart City y Smart Port en áreas como la movilidad, la protección del medioambiente o la seguridad.

Además, ha recordado que la APV está trabajando con la Generalitat, Diputación de Valencia y Ayuntamiento en una oferta crucerista que llegue a más municipios y que posicione a Valencia como un lugar con múltiples y variadas actividades que facilita la movilidad y evita la saturación de los destinos.