Valencia se pone como meta ser puerto cero emisiones en el 2030

El puerto de Valencia lidera dos proyectos europeos que permitirán acelerar la conexión de portacontenedores, ferris y cruceros a la red eléctrica una vez estén atracados en los muelles. Dos proyectos anunciados el martes por el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Aurelio Martínez, en el seminario Funding systems change for Climate Action, organizado por EIT Climate-KIC en el marco de Forinvest y que -con una inversión total de 16,8 millones de euros- componen la hoja de ruta de la APV para ser el primer puerto del Mediterráneo y de Europa en alcanzar las cero emisiones en el 2030.  Un “ambicioso” objetivo que como subrayó el presidente de la APV “se anticipa a la hoja de los puertos europeos -fijada en el 2050- y que consolidará al puerto de Valencia como referente a nivel mundial en materia de sostenibilidad y medioambiente”.

El primer proyecto Ealing de eliminación de gases, OPS(Onshore Power Supply), cuenta con una inversión de 8,5 millones de euros y seactivará para dar plena funcionalidad a la futura subestación eléctrica, unavez obtenga el visto bueno de la Generalitat Valenciana. Esta infraestructuraya fue aprobada por la Conselleria de Economía y está a la espera de obtener laautorización de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, EmergenciaClimática y Transición Ecológica. El objetivo es eliminar todas las emisionesde gases y humos de los buques en el muelle. Para ello, junto a la subestaciónse requiere de inversiones para adaptar atraques, homogeneizar sistemas de conexionesentre embarcaciones y puertos.

Según ha detallado el presidente de la APV, lasadaptaciones de muelles y terminales del puerto de Valencia podrían estarlistas para entrar en funcionamiento en junio del 2023, y permitirán laconexión simultánea a la red eléctrica – en el puerto de Valencia – de hasta 6portacontenedores, 4 ferries y dos cruceros.

El presidente de la Autoridad Portuaria de València presenta el Plan Valenciaport 20-30: la hoja de ruta para ser para ser el primer puerto del Mediterráneo y de Europa en alcanzar las cero emisiones en 2030

El segundo proyecto Ealing, cuenta con unpresupuesto de 7,3 millones de euros. Esta liderado también por el puerto deValencia, y cuenta con la participación de hasta 22 puertos europeos de 9países miembros de la UE. Esta iniciativa permitirá la armonización del marcoregulatorio y garantizará la compatibilidad del puerto al buque por medio de lapuesta en marcha de estudios técnicos.

Está previsto que los dos proyectos se pongan enmarcha durante el 2020 (abril en el caso de la subestación y junio en el de lahomogeneización legislativa) y que cuenten con subvenciones de la UniónEuropea. Sin embargo, el presidente de la APV defendió que, dada la relevanciade ambos proyectos, “el puerto de Valencia seguirá adelante con o sinsubvenciones europeas”.

Acompañado por el director general de la Fundación del puerto de Valencia, Antonio Torregrosa yel director de EIT Climate-KIC, Jose Luis Muñoz, el presidente de la APV expusoen Feria Valencia la política medioambiental del puerto de Valencia desde queen los años 90 se iniciaran las primeras mediciones y se obtuvieran losprimeros certificados. Desde entonces, Valencia se ha eregido como referenteeuropeo en gestión ambiental en el ámbito portuario y dispone de lascertificaciones medioambientales más exigentes como el certificadomedioambiental europeo de puertos PERS (Port Environmental Review System), laISO 14001 y el Certificado Europeo de Gestión y Auditoría Medioambiental EMASIII (Eco-Management and Audit Scheme), la certificación más prestigiosa en elámbito europeo, entre otros.

Aurelio Martínez expuso el Plan Valenciaport 20-30;la hoja de ruta hasta el 2030, centrada en el objetivo de convertirse en unpuerto “cero emisiones” y sustentado en pilares como la investigación (a travésde entidades como la Fundación Valenciaport, Puertos 4.0 etc) y lasinfraestructuras. En este sentido, Aurelio Martínez ha recordado que “la nuevaterminal se ha comprometido por escrito a reducir un 98% de CO2 respecto a laque ahora ya está operando a pesar de que el tráfico va a pasar de 1,3 millonesa 5 millones de contenedores. Será toda eléctrica, permitirá a todos los buquesconectarse a la red eléctrica en todos sus muelles etc.”. Añadió además que elcompromiso “es el mismo” en el caso de la nueva terminal de pasajeros “en laque placas solares deberán reducir las emisiones de CO2, etc”. Asimismo, destacóque en esta hoja de ruta está previsto el uso de energías alternativas como lafotovoltaica, eólica e hidrogeno y recordó el proyecto H2PORTS con el queestudia sustituir la maquinaria portuaria utilizada en las terminales pormaquinaria propulsada por hidrógeno.

El puerto de Valencia presupuesta 16,8 millones de euros para acelerar la conexión de red cuando obtenga la confirmación de la Generalitat Valenciana para construir la subestación eléctrica

Durante el seminario Funding systems change forClimate Action que congregó en  FeriaValencia a representantes del ámbito público y privado con el objetivo de construiruna comunidad financiera que apoye el proyecto que desarrolla EIT Climate-KIC, AntonioTorregrosa destacó la labor de investigación desarrollado desde la FundaciónValenciaport “que permiten la puesta en marcha de proyectos de gran envergaduraque contribuyen a situar al puerto de Valencia como referente en sostenibilidad”.

En la misma línea se  manifestó el director de EIT Climate-KIC, JoseLuis Muñoz, reconociendo “la apuesta del puerto de Valencia por liderar elcambio en materia de sostenibilidad. Los puertos son lugares en los que colisionan múltiples sistemas:transporte marítimo, energía, residuos, turismo y otros tipos de transporte.Pero por esa misma razón, su potencial para realizar un cambio de gran alcancees enorme. De forma escalonada, EIT Climate-KIC demostrará desde el SuperLabPortsubicado en el puerto de Valencia cómo los centros marítimos pueden sercatalizadores para invertir el rápido crecimiento de las emisiones deltransporte marítimo y el comercio internacional”.