El VI Foro Corell propone diversificar los caminos hacia la transición energética en la carretera

La celebración del VI Foro Corell sobre Transición energética y realidad industrial evidenció la necesidad de buscar alternativas a la electrificación de la flota de vehículos terrestres. Fue algo que propuso Alberto Camarero, profesor de Ingeniería del Transporte de la Universidad Politécnica de Madrid: “La electrificación es una vía, pero no debe ser la única”, resaltó.

En concreto, se fijó en la inversión que requiere electrificar el transporte por carretera, asegurando que “con un 72% de electrificación las emisiones bajarían mucho y cumpliríamos los objetivos, pero estimamos un coste de 1,68 billones de euros lo que resulta inasumible”, mientras que José Ramón Freire, director general de la Asociación Española del Amoniaco Renovable, resaltó que sugirió que el enfoque no debe limitarse solo a la electrificación, sino también a los biocombustibles.

Igualmente, el secretario general de Movilidad Sostenible del Ministerio de Transportes, Álvaro Fernández, resaltó que “resistirse a la descarbonización es quedarse atrás, y enfatizó la importancia de adaptar la fuerza laboral y redistribuir recursos hacia sectores emergentes para mitigar impactos negativos en el tejido económico y social de Europa”.

Por ello, se enfatizó en la necesidad de una cooperación internacional “robusta” para asegurar una transición “justa”. En esta línea, los participantes del foro expresaron su preocupación sobre la dependencia de materias primas de regiones con estándares laborales y ambientales bajos, y abogaron por una política más coordinada a nivel europeo.

En este sentido, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, abordó la producción de vehículos eléctricos chinos y cómo afecta a la industria europea. Brufau destacó que mientras Europa se esfuerza por desincentivar industrias que emplean energías fósiles, en China se siguen utilizando fuentes de energía contaminantes como el carbón para fabricar estos vehículos y generar la electricidad que los mueve, lo que pone en desventaja competitiva a Europa.