El puerto de Santander y Volkswagen acuerdan profundizar en su colaboración

Una delegación del puerto de Santander ha visitado la planta de ensamblaje de coches de Volkswagen en Landaben (Navarra) con el fin de buscar sinergias en el transporte de vehículos de la multinacional, potenciando, sobre todo, el tráfico a través del ferrocarril.

Los vehículos Volkswagen suponen el 32% del total de los movidos por el puerto de Santander

Recordar que la terminal de automóviles del puerto de Santander ha ido creciendo de manera sostenible durante los últimos 25 años hasta llegar a prácticamente 9 millones de vehículos. El año pasado el volumen de vehículos que se movió a través del puerto de Santander alcanzó las 342.021 unidades, con un incremento del 18,5%. De ellos Volkswagen movió 110.438 unidades en total, sumando importación y exportación, lo que representa el 32% de este tráfico en la infraestructura portuaria.

Los automoviles de Volkswagen suponen el 32% del volumen de vehiculos movidos por el puerto de Santander
Los automóviles de Volkswagen suponen el 32% del volumen de vehículos movidos por el puerto de Santander

Visita institucional

Hasta las instalaciones navarras se desplazaron el presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, César Díaz; el director, Santiago Díaz Fraile; el responsable de tráfico ro-ro, Patricio Arrarte, y el coordinador de la terminal de automóviles Marcelino Tricio. Fueron recibidos por el presidente de Volkswagen Navarra, Michael Hobusch, y por el gerente de programación y control de producción/distribución Pablo Mendívil.

Durante la visita los responsables portuarios explicaron las importantes inversiones que se están realizando en nuevas infraestructuras y cómo éstas van a incidir en el tráfico de vehículos, al tiempo que se interesaron por las perspectivas de futuro que tiene la marca en el puerto de Santander.

El puerto de Santander ostenta el primer puesto en el ranking de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC)

El año pasado Volkswagen Navarra transportó por tren el 51,9% de sus vehículos y que, de ellos, el 30% tuvieron como destino Santander (42.672 unidades). La compañía movió el año pasado, a través del puerto de Santander, 110.438 unidades en total sumando importación y exportación, lo que representa el 32% de este tráfico en la infraestructura portuaria.

Camino de la descarbonización

Ambas partes destacan especialmente el uso del ferrocarril para el traslado de los vehículos, una ventaja logística muy valorada por los fabricantes que, además, reduce la huella de carbono de la cadena logística de distribución de vehículos.

El objetivo de Volkswagen es tender hacia el cero impacto ambiental en todas sus fábricas para el año 2050, una meta que, para César Díaz, “está en total consonancia” con las aspiraciones en materia de sostenibilidad del puerto de Santander que, actualmente mueve por ferrocarril el 13% de su tráfico de vehículos. “Un porcentaje que, aunque representa una de las mejores ratios en modo ferroportuario de todo el país, es claramente insuficiente para obtener buenos resultados en materia medioambiental”, ha remarcado Díaz.

El presidente del puerto de Santander destaca las inversiones en materia de ferrocarril con la renovación de sus vías y el acceso a todas las terminales, pero también que es necesario mejorar, no solo las infraestructuras dentro del puerto, sino también “las que nos acercan a nuestro hinterland”.

Así, señaló como “imprescindibles” actuaciones como una mejor operatividad ferroviaria de la terminal de Muriedas, la consecución de apartaderos de 750 metros entre Mataporquera y Muriedas y la duplicación del tramo Torrelavega-Muriedas. Tampoco se olvidó de la terminal intermodal ferroviaria de La Pasiega, la eterna reivindicación en el puerto de Santander.

César Díaz puso de relieve, además, otras inversiones en curso para aumentar la capacidad de las instalaciones para el tráfico de vehículos como la ampliación del silo de automóviles, que triplicará el espacio actual, o la reciente puesta en marcha del muelle de Raos 9, que supone más líneas de atraque para tráfico rodado y ha aumentado la superficie logística.

En resumen, desde la delegación cántabra se resalta la “perfecta sintonía que ambas entidades tienen en cuanto a la necesidad de seguir impulsando el transporte por ferrocarril” con el objetivo de lograr “una movilidad cada vez más sostenible y la máxima reducción de emisiones posible”.