La CIM Vallès tendrá una red de carga eléctrica de vehículos

Wenea, operador de carga para vehículos eléctricos en España, ha anunciado un acuerdo estratégico con la CIM Vallès, centro gestionado por CIMALSA, para implementar una red de carga eléctrica pública, al servicio de todos los usuarios del polígono.

Este acuerdo contempla el despliegue de veinticuatro puntos de carga alterna (AC) y cuatro puntos de carga de alta potencia (HPC), con una capacidad mínima de 100 kW. La duración del acuerdo está establecida en 20 años y se espera que la puesta en marcha se complete en un plazo de 14 meses. De esta manera, los parkings ubicados en las zonas comunes del polígono dispondrán de plazas electrificadas. Además, estos puntos de carga estarán disponibles para todos los clientes de Wenea a través de la plataforma.

Enfocándose en la electrificación de la logística, este acuerdo representa una valiosa apuesta por el futuro sostenible del polígono, donde la CIM Vallès es uno de los mayores hubs logísticos de Catalunya. Con aproximadamente 1.575.000 vehículos y 3.000 trabajadores accediendo al polígono anualmente, la iniciativa busca impulsar la movilidad eléctrica y brindar soluciones de carga eficientes para la creciente comunidad empresarial.

Sergi Palmada, delegado de expansión en Catalunya de Wenea, explicó: “Wenea trabaja intensamente para llevar las soluciones de recarga a todos los sectores clave en la descarbonización del transporte. La logística juega un factor fundamental. Hubs logísticos como la CIM Vallès serán un referente en la oferta de soluciones de infraestructura de recarga, permitiendo a flotas industriales de larga, media distancia y última milla cargar para prestar servicio a los entornos metropolitanos de Barcelona”.

Isaac Albert i Agut, presidente y consejero delegado de CIMALSA, gestora de la CIM Vallès, destaca que “el transporte, la movilidad y la logística son actividades económicas y, por su propia naturaleza, son productoras, en estos momentos, de muchas de las emisiones de estos gases. Nuestro trabajo, nuestro desafío, es saber encontrar la forma de descarbonizar, es decir, reducir de manera sustancial el uso de combustibles fósiles y contaminantes en la cadena de transporte y logística sostenible. Hay que descarbonizar la logística y este es un paso más en esta dirección».

Ambas partes esperan que esta colaboración sea un paso significativo hacia la creación de un entorno empresarial más sostenible y electrificado de la zona.