Punto final a la construcción de la plataforma del ramal guipuzcoano de la Y vasca

El consejero vasco de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, adelantó hace pocas fechas inminentes noticias sobre la finalización del ramal guipuzcoano de la estructura ferroviaria de altas capacidades conocida como Y Vasca. Ahora se anuncia el “punto final” de la construcción de esta plataforma.

La ejecución del tramo guipuzcoano de la Nueva Red Ferroviaria de Euskadi corresponde al Gobierno Vasco en virtud del acuerdo de colaboración suscrito en el 2006 entre la Administración General del Estado y la Administración de la Comunidad Autónoma de Euskadi. Se aplica la disposición Adicional Cuarta del Concierto Económico, por la que el Gobierno Vasco “descuenta” del Cupo a pagar al Gobierno Central la parte que adelanta para la financiación de estas obras.

Tras la construcción de la plataforma del ramal guipuzcoano por parte del Gobierno Vasco a través de Euskal Trenbide Sarea (ETS), ADIF será el encargado de la licitación y ejecución de los trabajos para instalar la superestructura, como raíles, catenaria, señalización, etc.

Cabe recordar que el secretario de Estado de Transportes y Movilidad Sostenible, José Antonio Santano, puso fecha a la finalización de la estructura de la plataforma ferroviaria de la Y Vasca, fijándola en el primer semestre de 2025, y por tanto estarán acabados en esa fecha los tramos guipuzcoano, alavés y vizcaíno de la alta velocidad de Euskadi.

En una visita a las obras en el barrio de Ergobia (Astigarraga) en la que ha estado acompañado por el delegado del Gobierno central en Euskadi, Denis Itxaso, y el viceconsejero de Infraestructuras y Transportes, Pedro Marco de la Peña, el consejero Arriola ha situado como próximos retos la puesta en servicio de la estación de Atotxa a fines de 2025 y la definición de los trámites pendientes para iniciar las obras de acceso a Bilbao y Vitoria-Gasteiz.

Más de 2.000M€

A falta de certificar del tramo ahora inspeccionado, se han invertido ya 1.948 millones de euros. El tramo ferroviario guipuzcoano consta de 60,73 kilómetros construidos entre Bergara y Astigarraga. De ellos, el 80% va en túnel, hasta 34; el 13% en viaducto, sumando 31; y el resto a cielo abierto sobre el firme. 

El viaducto más largo y singular es el que se sitúa entre Hernani y Astigarraga con 1,4 km, mientras que el túnel más largo ha sido concebido como bitubo y está entre Antzuola y Ezkio, con algo menos de 6 kilómetros. El túnel en doble vía de mayor longitud es el de Aduna con 4,7 kilómetros. El viaducto central, de 482 metros de longitud, es el primer puente atirantado de alta velocidad en España.