El puerto de Tarragona propone su ZAL a la automoción eléctrica china

Una delegación encabezada por el conseller de Empresa i Treball de la Generalitat, Roger Torrent, buscará atraer inversiones chinas a Catalunya

El presidente del puerto de Tarragona, Saül Garreta, ha viajado hasta China con una delegación comercial organizada por ACCIÓ y China Desk, la oficina para fomentar la captación de inversiones del país asiático en Catalunya. Durante esta acción, el puerto de Tarragona ha presentado la Zona de Actividad Logística (ZAL) como uno de los puntos más atractivos de Catalunya para ubicar un centro de producción relacionado con la movilidad eléctrica. 

Es una pretensión que ya avanzó Garreta durante la presentación de los resultados del último año del puerto de Tarragona. Preguntado por El Canal, habló del “potencial de que Tarragona se convierta en un recinto de exportación” en automoción, dada la futura implantación de empresas asiáticas para producir en Europa. Y es que el recinto catalán obtuvo un crecimiento notable en año pasado en este sector, creciendo un 27% en tráfico de vehículos y alcanzando las 218.232 unidades. 

En esta misión comercial, que encabeza el conseller de Empresa i Treball de la Generalitat, Roger Torrent, está previsto que se mantengan encuentros con multinacionales chinas del sector del vehículo eléctrico “con el objetivo de posicionar Catalunya como una de las regiones más atractivas de Europa para establecer plantas de producción”, según avanza el puerto de Tarragona, que expondrá la ZAL de Vila-seca y sus 92 hectáreas como uno de los polos potenciales para acoger este segmento. 

Construccion de los accesos a la ZAL de Vila-seca
Construcción de los accesos a la ZAL de Vila-seca

La ZAL supondrá un crecimiento del 20,42% del espacio portuario de Tarragona

La urbanización y comercialización de los más de 900.000 metros cuadrados de superficie de la ZAL suponen un crecimiento del 20,42% del espacio portuario, según datos del puerto de Tarragona. En concreto, las actividades logísticas que se den en la ZAL esperan engrosar el tráfico marítimo del recinto catalán entre 2,7 millones y 4,6 millones de toneladas más a los casi 33 millones de toneladas que mueve actualmente el puerto de Tarragona. 

Actualmente, el puerto de Tarragona está completando las obras de construcción de los accesos terrestres a la ZAL. Los nuevos accesos pretenden ofrecer conectividad con las principales vías terrestres de la zona, como es la C31B, la A-7, la AP-7 o la C-31.  

La ZAL está destinada a acoger inversiones de tipo industrial o productivo y/o para la instalación de actividades estrechamente vinculadas al tráfico marítimo y a productos con valor añadido, como productos manipulados, postindustriales y precomerciales o servicios como el embalaje, el etiquetado o la paletización de las cargas, entre otras muchas actividades. El nuevo espacio también está diseñado para convertirse en un centro de transferencia de carga de mercancías o cross docking, que busca aportar valor añadido a los tráficos del puerto gracias a su situación estratégica con conexiones que mejorarán los servicios actuales.